“DEBE NORMARSE EL USO DE CELULARES EN LAS INSTITUCIONES EDUCATIVAS”

Publicado: noviembre 1, 2009 en Ciudadania
Etiquetas:

Por Zenair Brito Caballero
Nadie duda que el celular es un invento maravilloso, muchos lo utilizan para trabajar, otros para las emergencias y una buena parte de la población para recrearse… enviar mensajes de texto, marcar para un negocio, llamar a las parejas, a los hijos (as) o simplemente “matar el tiempo” con las amistades. También es verdad que cada quien lo puede usar como le guste, de todas maneras son los mismos usuarios quienes deben cancelar las rentas a las operadoras telefónicas, y allá ustedes si quieren pagar miles de bolívares en asuntos innecesarios. ¡Usted decide si desperdicia su plata! Con lo expuesto anteriormente me imagino que todos (as) estamos de acuerdo porque es parte de las libertades individuales, lo que no se puede apoyar es que estudiantes y profesores usen sus aparatos de comunicación en tiempo de clases. Hay momentos en los que el celular deja de ser una necesidad para convertirse en una irresponsabilidad, una falta de cortesía y un estorbo, por ejemplo a partir del sonido del timbre -indicando que inician las clases- el celular debe mantenerse apagado… no en vibrador o con el timbre bajo, sino completamente apagado, porque de lo contrario estaría desconcentrando a todos los que llegan a las aulas a aprender. Pero como dice el dicho: “lo que es malo para el pavo es malo para la pava”, en otras palabras, la regla de cortesía y sentido común que debe aplicarse para los estudiantes en cuando al uso adecuado del teléfono celular, también debe ser de acatamiento obligatorio para los maestros y profesores de las diferentes instituciones educativas. No es conveniente que en media lección suene el teléfono de un docente y éste sin el menor respeto hacia sus estudiantes lo contesta, se sale del aula de clase y empieza una extensa conversación de largos minutos, olvidando que está recibiendo un salario para enseñar y no para perder el tiempo hablando con su celular. Recuerden señores maestros y profesores que ustedes deben dar el ejemplo, y que aunque en este país no se respeta el derecho ajeno, sí algún compañero no está cumpliendo está norma lógica y básica de respeto con los estudiantes, por favor repórtenlo con el superior inmediato, estoy segura que ahí le pondrán atención y frenarán ese “relajo”. No sé si el uso del teléfono celular está incluido en el Reglamento Educativo de escuelas y de liceos venezolanos, pero sería importante que los maestros y profesores utilicen el sentido común y lo apaguen mientras trabajan y obliguen a sus estudiantes a hacer lo mismo ¿Cómo pretenden que un alumno (a) entienda química, matemática, física u otra asignatura si cada rato es interrumpido por el “tilín tilín” del teléfono, y sin más ni más lo atienden, ¡y a conversar se ha dicho! ¿Qué pasa con la nueva generación de educadores? ¿Necesitamos maestros y profesores de verdad con manos de hierro pero con guantes de terciopelo? Ojalá los educadores y los estudiantes entiendan que el uso desmedido del celular es nocivo para todos. ¿Por qué no lo dejan solo para las emergencias? … en los recreos pueden chequear los mensajes y si hay alguno que valga la pena pues devuelven el mensajito o la llamada. No sean indisciplinados, de todas maneras atender el teléfono en misa y en otras actividades es “una gran falta de respeto”, como decimos los que aun nos queda algo de prudencia y sobre todo, mucho amor a los principios de Jesucristo. britozenair@gmail.com

About these ads

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s